domingo, 18 de septiembre de 2011

Esperanza Pérez busca a su hijo




Esta semana he leído tres entrevistas periodísticas en El País, El Mundo y ABC a Esperanza Pérez Labrador que, a sus 89 años, sigue buscando a su hijo, Miguel Ángel, desaparecido en la Argentina de 1976. La represión militar acabó aquel año con las vidas de su marido Victor , su hijo Palmiro y su nuera, Edith . Han pasado 35 años y ha vuelto a la actualidad, con motivo de la presentación del libro biográfico escrito por el periodista Jesus M. Santos con el título “Esperanza”.
Hay frases que no he conseguido borrar como el titular de El País, “Dormía vestida. No quería que me mataran en camisón” o el pie de foto “Esperanza no come pescado porque tiraban a las víctimas al mar”.
El libro hace que la tragedia vuelva a la actualidad. En ABC destacan su actitud frente Galtieri o a Videla: “Tomé a Galtieri de la pechera y le grité a los ojos: criminal, asesino”. El Mundo destaca la “excusa” dada a esta madre “Me dijeron que el asesinato de mi marido fue un error pero que mis hijos eran montoneros”. Historias como la de Esperanza estremecen, no necesitan calificativos. Mujeres que reclaman justicia y quizá aún duermen vestidas.
Interdiversity


In memoriam. Esperanza Pérez

miércoles, 14 de septiembre de 2011

Las listas y las APP




El 25 de junio de 2011 La Otra Crónica del diario El Mundo publicaba en coincidencia con el Día del Orgullo Gay una lista ilustrada de los 50 GLBT más influyentes en España. Confieso que me pareció poco pertinente, especialmente porque sé de buena fuente que a alguna persona retratada se le atragantó el desayuno ya que ignoraba que iba a ser incorporada en el listado. No sé si le molestaba más estar en él o que no le hubieran consultado su inclusión.

Algo similar han debido sentir algunos judíos al verse reflejados en la reciente aplicación (APP), llamada Juif ou pas juif? que se puede descargar al módico precio de 79 centimos, menos de un Euro. Desconozco si se trata de una campaña promocional a través de twitter-se puso a la venta hace un mes- o porque ha molestado realmente a un buen número de personas-judías y no judías-, Sos Racismo incluido, que el tema ha saltado a los medios que se hacen eco de una agria polémica y de una cascada de críticas. La más contundente es la que se renombra la aplicación ¿idiota o idiota?

El debate está servido. Se puede uno preguntar ¿para qué sirve esta aplicación? Los listados, en ocasiones, producen escalofríos, especialmente porque nos retrotraen a tiempos oscuros en los que los nombres eran un preludio. Pero eso no es lo más grave, al parecer tipifica entre judíos de madre, de padre, de padres o por conversión. Eso ya es lo más “refinado” Me recuerda una de las perlas de Groucho Marx expulsado de un selecto club por ser judío que replicó por escrito "Siendo solo medio judío, prometo meterme en la piscina sólo hasta la cintura". Espero que retiren la aplicación por innecesaria.
Interdiversity

martes, 6 de septiembre de 2011

La vuelta a clase: Assange o DSK




Un grupo de FB denominado "Nunca te rías de un gitano en bicicleta. Podría ser la tuya" con 20.000 seguidores de claro corte racista y un titular de casqueria “Cierran carniceria musulmana sin plan sanitario” denunciados por la colega Maria José Pou, sirven de preludio al retorno de septiembre. Tiempo de regreso y tiempo de examen. De compartir las últimas perlas comunicativas como la campaña de la empresa Sixt de alquiler de automóviles que al más puro estilo Ryan Air da la bienvenida a Paris a DSK que en tan solo cuatro meses ha pasado de ser el gran acusado a una difícil rehabilitación política. En cambio, resulta mucho más curioso el camino inverso recorrido por Julian Assange, él si ha pasado de héroe a villano y sus aliados mediáticos corren a desmarcarse. Inolvidable frase: “Fuente revelada, fuente segada”. Aunque todavía no sé si los "secretos" de Wikileaks se pueden calificar como periodismo. Para animar esta “rentrée” enlazo un artículo titulado Comunicación para la interculturalidad en tiempos digitales que publiqué este verano en la Revista Pueblos, este es un desafío permanente. Buen regreso al presente. Interdiversity